¿Qué es Entre Culturas?



viernes, 22 de julio de 2011

MUNDO ACTUAL, NUESTRA HISTORIA MÁS RECIENTE (IV)



  " LAGUERRA DE LOS SEIS DÍAS.

ISRAEL Y SUS VECINOS ÁRABES"

( 1967 )


          La " Guerra de los seis días" también conocida como "Guerra de junio de 1967", marcó un antes y un después en las relaciones entre la comunidad árabe internacional e Israel. Fruto de estos acontecimientos, aún hoy en día, las tensiones continuan sobre todo, entre Palestina y el estado hebreo.

          Para entender mejor el  proceso debemos remontarnos al año 1956 cuando la crisis de Suez enfrentó a las naciones de Egipto e Israel. La intervención de los cascos azules de la  ONU zanjó el conflicto separando a las tropas egipcias e israelíes en un marco de paz muy inestable. Desde ese momento las dos superpotencias consolidaron sus posiciones en Oriente Próximo.

          Años más tarde (1967) el presidente egipcio Nasser pidió al secretario general de la ONU la retirada de las fuerzas de resistencia que dicha organización había instalado en suelo egipcio, concretamente en la Península del Sinaí. Tras una serie de negociaciones que no llegaron a buen puerto, Egipto expulsó a las fuerzas de la ONU de dicho territorio y en su lugar acumuló 1.000 tanques y 100.000 soldados en la frontera con Isarel que a su vez reclutó a 70.000 reservistas como contra partida. 

          Pero fuera de todo pronóstico fue Israel el primero en mover ficha. Así la mañana del  5 de junio de 1967 fueron bombardeadas numerosas bases aéreas egipcias dando inicio a la "Guerra de los seis días" . Egipto contó con la ayuda de Jordania, Irak, Siria y la Unión Soviética, mientras que Israel contó con la inestimable ayuda de los EEUU.

          La guerra fue un paseo militar para Israel por lo que el 10 de junio de 1967 los territorios del Sinaí egipcio, la franja de Gaza, Cisjordania, la ciudad vieja de Jerusalén y los Altos del Golán sirios pasaron a manos  israelíes.





         



          Las cifras lo dicen todo, alrededor de 21.000 muertos y 45.000 heridos árabes y 777 muertos y 2.400 heridos por parte hebrea, fueron las consecuencias de dicho enfrentamiento. Otro de los datos a tener en cuenta es el colchón defensivo y territorial del que Israel gozaría desde el momento en que se anexionó los citados territorios evitando así futuros enfrentamientos árabes- israelíes en suelo hebreo. Pero sin duda la consecuencia más alarmante fue la proliferación del nacionalismo palestino envenenado por lo que se consideró como una ocupación injusta donde las haya.

          Si bien las tensiones han seguido estando presentes en Oriente Próximo, tambien es cierto que con el paso de los años se han intentado limar asperezas. En el año 1982 Israel devolvió el Sinaí a Egipto, concedió la nacionalidad israelí a los habitantes de Jerusalén Este y de los Altos del Golán, cuyos territorios se incorporaron administrativamente a Israel y en 2005 evacuó todos los asentamientos de la Franja de Gaza para ceder su control a la Autoridad Nacional Palestina. Pero, ¿esas concesiones son realmente definitivas? 



          De momento Israel sigue con su Plan de retirada unilateral israelí pero el ejército se ha reservado el control de las fronteras y del espacio aéreo y  naval  de la Franja de Gaza, pudiendo en cualquier momento llevar a cabo incursiones militares en el interior cuando lo estimen oportuno. ¿Quien estima cada día cuando es oportuno intervenir y cuando no? ¿Como se podría explicar a las nuevas generaciones palestinas que su territorio está controlado por ejercitos extranjeros?

          La respuesta la tendremos en el futuro cuando todos los territorios del planeta, y en esta caso la Franja de Gaza, sean de todos y de nadie a la vez. Cuando ese momento llegue, llegará la Paz en Oriento Próximo, hasta entonces seguiremos viendo en televisión, de vez en cuando, algo referente al conflicto árabe - israelí  el cual  no deja indiferente a nadie y del cual ya sabemos algo más.